Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

MCH Método Constructivo HabitacionalNoticias

Comienza el contenido principal

Noticias

Buscar noticias

Susana Monje, presidenta de Grupo Essentium, visita la fábrica de MCH en Venezuela

11/03/2014

Con motivo del día internacional de la mujer trabajadora. En la fárbica de MCH el 90% de los empleados son mujeres. 
En un área dominada por hombres, Grupo Essentium decidió ser pionero en un programa de vivienda social en Venezuela construyendo 3.264 viviendas prefabricadas por un equipo humano en el que su principal activo –más del 90%– son mujeres.
 
Susana Monje, presidenta de Essentium, ha manifestado su satisfacción por incorporar a la mujer en el mundo de la construcción, en un proyecto que plantea un desarrollo social y que, según afirma, es exportable y está siendo observado por otros países.
 
"Hemos puesto en marcha un proyecto pionero de incorporación de la mujer al mundo laboral y sobre todo al mundo laboral en el sector de la construcción, que tradicionalmente es un sector masculino al cual la mujer no ha podido acceder", señaló.
 
El Grupo Essentium firmó un contrato en Venezuela para la ejecución de más de 3.200 viviendas en la población de Santa Teresa del Tuy, en el municipio de Independencia.
El proyecto se ejecuta sobre una superficie de 47 hectáreas y se enmarca dentro de la Gran Misión Vivienda de Venezuela, una idea del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez, para acabar con el déficit acumulado de viviendas en el país.
 
Susana Monje ha asistido a un acto de entrega de casas en Santa Teresa del Tuy, en el que también estuvo el ministro de Vivienda venezolano, Ricardo Molina, para celebrar la conmemoración del día de la mujer trabajadora.
 
La presidenta del Grupo indicó que el sistema de construcción es un método del Grupo Essentium, denominado Método Constructivo Habitacional –MCH, por sus siglas– y consiste en edificar ciudades gracias a una fábrica de producción de paneles y de elementos estructurales de cerramiento interior.
 
"Nos dimos cuenta que la mujer podía realizar los trabajos que se realizaban en aquella fábrica perfectamente porque el sistema de montaje de las casas, dentro del entorno de las fábricas, pues es un entorno controlado en la cual interviene una fuerza física justa", sostiene.
 
"Pocos países han sido capaces de hacer lo que está haciendo Venezuela, pese a que tiene un gran déficit de vivienda y de construir 200.000 viviendas al año (...) toda esa experiencia que nosotros también adquirimos por estar construyendo aquí es exportable y es algo que otros países están viendo", apunta la presidenta del Grupo.
 
Susana Monje sabe el "gran significado" que tiene ser mujer y estar al mando de una empresa constructora, integrada en su mayoría por hombres."He sido la primera mujer presidenta de una compañía de construcción, de cierta relevancia en España y aparte de otros cargos que también he sido primera mujer (...) tener la oportunidad de poner un granito de arena, en la incorporación de la mujer en el mundo de la construcción para mí es especialmente importante", dijo.
 
"Gracias al Gobierno español, gracias a la Unión Europea en el pasado se pudieron hacer muchísimos proyectos de muchos tipos, lo cual nos ha dado una gran experiencia que podemos trasladar y que estamos trasladando a los países de América Latina o los países de otros continentes con éxito”, ha expresado.
 

Fin del contenido principal